Poesía

ENTRADAS MÁS LEÍDAS:

AMARANTA, poema de Rafael Alberti
Rubios, pulidos senos de Amaranta,
por una lengua de lebrel limados.
Pórticos de limones, desviados
por el canal que asciende a tu garganta...
LEER entrada.

AYER TE BESÉ EN LOS LABIOS, poema de Pedro Salinas
Ayer te besé en los labios.
Te besé en los labios. Densos,
rojos. Fue un beso tan corto,
que
... 
LEER entrada.

AUNQUE TÚ NO LO SEPAS, poema de Luis García Montero
Como la luz de un sueño,
que no raya en el mundo pero existe,
así he vivido yo
iluminando
... 
LEER entrada.

SONETO DE LA DULCE QUEJA, poema de Federico García Lorca
No me dejes perder la maravilla
de tus ojos de estatua, ni el acento
que de noche me pone en la mejilla
la solitaria rosa de tu aliento...
LEER entrada.

FIDELIDAD, poema de Blas de Otero
Creo en el hombre. He visto
espaldas astilladas a trallazos,
almas cegadas avanzando a brincos
(españas a
... 
LEER entrada.

BATALLAS, poema de César Vallejo
HOMBRE de Extremadura
oigo bajo tu pie el humo del lobo,
el humo de la especie,
el humo del niño
... 
LEER entrada.

LA MAESTRA RURAL, poema de Gabriela Mistral
La Maestra era pura. «Los suaves hortelanos»,
decía, «de este predio, que es predio de Jesús
han de conservar puros los ojos y las manos,
guardar claros sus óleos, para dar clara luz»....
LEER entrada.

PAQUITO, poema de Salvador Díaz Mirón
Cubierto de jiras,
al ábrego hirsutas
al par que las mechas
crecidas y rubias,
... 
LEER entrada.

SUBLEVACIÓN, poema de Antonio Gamoneda
Juro que la belleza
no proporciona dulces
sueños, sino el insomnio
purísimo del hielo,
... 
LEER entrada.

SOY EL DESTINO, poema de Vicente Aleixandre
Sí, te he querido como nunca.
¿Por qué besar tus labios, si se sabe que la muerte está próxima,
si se sabe que amar es sólo olvidar la vida,
cerrar los ojos a lo oscuro presente...
LEER entrada.